Gastos de envío gratis en Península a partir de 30€

Cómo colocar alfombras en el dormitorio para sacarles el máximo partido

Cómo colocar alfombras vinílicas en el dormitorio

Las alfombras son un elemento textil decorativo y funcional que nos aporta un sinfín de posibilidades. Nos permite crear un espacio acogedor, cálido, además de aportar una textura agradable y jugar con la decoración. Es un elemento muy funcional, nos permite renovar o cubrir un suelo anticuado o sin vida sin grandes inversiones de dinero. Sin embargo, siempre se suele asociar las alfombras con el salón, olvidándonos de las grandes ventajas que aporta tener una alfombra en el dormitorio. Las alfombras son un elemento que aísla térmicamente, por lo que la pisada en ellas es mucho más agradable que pisar el suelo frío cuando nos levantamos de la cama, por eso te contamos cómo puedes colocar alfombras en el dormitorio, como nuestras alfombras vinílicas.

Cómo colocar alfombras en el dormitorio

Como decimos, las alfombras en la habitación no solo son útiles en los días fríos, sino que además aportan otro ambiente a los dormitorios. Por eso, te resolvemos ciertas dudas sobre cómo escoger tus alfombras para el dormitorio.

¿Qué medida escojo para mi alfombra de dormitorio?

La medida que escojas para colocar alfombras en tu dormitorio irá en relación con el espacio y la distribución. Además, deberás tener en cuenta dónde quieres poner la alfombra: una medida grande ocupará casi todo el suelo del dormitorio, es la opción perfecta si deseas que tenga una función de moqueta. Otra alternativa es escoger una alfombra más pequeña que cubra el espacio de alrededor de la cama, donde pisamos cuando nos levantamos y a los pies de la cama. Ambas opciones te permitirán aportar calidez y una sensación agradable en tu dormitorio.

Así se pueden colocar las alfombras en el dormitorio, junto a la cama

¿En qué espacio puedo colocar las alfombras?

Puedes optar por un estilo de alfombra tipo pasillera, larga y estrecha para colocar en el espacio a los pies de la cama e incluso agrandar su tamaño para que llegue hasta la pared opuesta a la cama.

En el caso de colocar alfombras en el dormitorio, una opción es colocar alfombras a los lados de la cama. En este caso debes colocar el mismo modelo de alfombra con las mismas medidas en ambos lados. La medida deberá adaptarse al espacio que queda entre la cama y la pared o cualquier otro elemento que tengas al lado de la cama. El largo puede variar como más te guste, pero no deberá ser más larga que la cama ni acoger la mesita de noche.

Si te gusta el contraste de texturas, puedes colocar una alfombra sobre otra. Normalmente se coloca una alfombra de grandes dimensiones en la base y otra más pequeña encima. Con esta idea, puedes combinar estilos, colores y formas. Conseguirás un mayor aislamiento, aunque no deberán ser muy gruesas, ya que puede provocar tropiezos o dificultades para colocar muebles.

¿Qué forma escoger para la alfombra de dormitorio?

Las alfombras pueden ser de muchas formas diferentes, redondas, cuadradas, rectangulares o incluso irregulares. En los dormitorios generalmente se colocan alfombras rectangulares debido al espacio y los muebles, pero esto depende de cada habitación. Las alfombras redondas son una buena opción para colocar a los lados de la cama y para delimitar diferentes espacios, como puede ser un tocador o el escritorio.  Una buena combinación puede ser colocar alfombras rectangulares a los lados de la cama y una alfombra redonda en los pies para romper un poco con la linealidad.

Las alfombras con forma irregular suelen ser una alternativa más atrevida, pero resultan muy decorativas y aportan mucha personalidad. Puedes colocarlas en un espacio que se vea bien para llamar la atención, como puede ser a los pies de la cama sin que quede oculte por debajo, o también colocarlas encima de una alfombra con forma regular.

Si lo que deseas es cubrir un espacio en concreto o tu dormitorio tiene una forma particular, puedes recurrir a las alfombras confeccionadas a medida, como las de Mediterranean Point.

Alfombras de vinilo o PVC de Mediterranean Point en el dormitorio

Escoge un reverso antideslizante

Si la alfombra no está bien encajada, es probable que se mueva de sitio o se levante y se arrugue. Por este motivo, para no ocasionar accidentes, lo ideal es que la alfombra que coloques tenga un reverso antideslizante. En Mediterranean Point tenemos una amplia variedad de alfombras antimanchas que podemos confeccionar a tu medida y con reverso antideslizante.

Nuestras alfombras son ligeras, suaves y con un grosor adecuado que te permitirá usarla tanto en invierno como en verano. Están recubiertas con un tratamiento antimanchas que las hace totalmente impermeables, por lo que su mantenimiento es muy sencillo. Además, también se pueden lavar en la lavadora con instrucciones específicas.

Alfombras vinílicas para tu dormitorio

Aunque las solemos asociar con espacios exteriores o con la cocina, las alfombras de vinilo son ideales para decorar el dormitorio. Son higiénicas, al no tener fibras, no acumulan suciedad ni polvo, idóneas para gente alérgica. Se limpian también fácilmente con agua y jabón, como el suelo normal, directamente con la fregona. Mediterranean Point te ofrece múltiples diseños con estampados más o menos atrevidos para adaptarse a tu gusto y estilo decorativo.

Son el elemento perfecto para renovar tu suelo y son de fácil limpieza.

Atrévete a colocar una alfombra en el dormitorio, te resultará funcional y podrás adaptarla a tu espacio, forma y decoración. Y ahora que llega el frío, ¡no te arrepentirás!

Valora este post

Más
artículos