Gastos de envío gratis en Península a partir de 30€

Manteles resinados, un elemento de diseño imprescindible

Manteles resinados antimanchas

Cuando pensamos en manteles, lo primero que se nos viene a la cabeza son los típicos manteles de tela que utilizamos en ocasiones espaciales, comidas o cenas con amigos y familiares, cumpleaños, cenas de navidad y mucho más. Pero estos manteles siempre acaban sufriendo accidentes. Copas de vino que se derraman, salsa de tomate que salpica desde nuestro plato y manchas de aceite que resultan imposibles de limpiar. Al final acabamos gastando energía y agua intentando quitar manchas que dejan marcas para siempre en nuestros manteles. Y ni hablar si son blancos. Problemas que no ocurren con el mantel resinado.

Por otro lado, se nos viene a la cabeza los tradicionales manteles de vinilo de toda la vida, los cuales sí, resultan súper prácticos para poner en nuestra mesa de la cocina y muy fáciles de limpiar. Sin embargo, estos manteles no resultan glamurosos ni elegantes para vestir una mesa de fin de año en la que quieres sorprender a todos tus invitados con tu increíble cena y una noche mágica.

Qué es el mantel resinado

Seguro que muchas veces has oído hablar de manteles antimanchas, o quizás no, y por eso estás leyendo esto. También es probable que hayas oído hablar de estos manteles, pero no sabes realmente por qué estos manteles son antimanchas y cuál es su característica principal.

Mantel resinado en mesa rectangular

El mantel resinado es aquel mantel textil, los cuales reciben un tratamiento de resina y teflón que impide que las manchas y los líquidos impregnen en la tela y se produzca una mancha o este se moje. Una de las ventajas principales de este tratamiento es que no tiene ningún impacto considerable en lo que sería la apariencia de la tela, su ligereza, suavidad o color. Por lo que los manteles resinados se convierten en la alternativa perfecta a los manteles tradicionales de tela, mucho más prácticos a la hora de limpiar e igual de elegantes y sofisticados.

Su impermeabilidad convierte al mantel plastificado en el mantel perfecto para vestir mesas tanto en estancias interiores como exteriores.

¿Cómo se limpia el mantel resinado?

Este tipo de manteles resultan muy fáciles de limpiar y mantener. Se recomienda principalmente limpiar las manchas grandes antes de que transcurra un largo período de tiempo desde que ha ocurrido el accidente con un trapo húmedo y utilizando, si es necesario, un poco de jabón. Si se deja pasar mucho tiempo desde que se ha manchado, es probable que resulte más complicado limpiarlo simplemente con un trapo.

Sin embargo, el mantel resinado es apto para la limpieza en lavadora, con un programa especial para prendas delicadas y con agua fría. El detergente que se utilice debe ser apto para el tipo de producto. Recomendamos el detergente específico para lana y seda, el cual aporta buenos resultados a este tipo de manteles.

Una vez lavado a máquina, no se debe centrifugar, ya que es probable que pierda su tratamiento antimanchas.

Finalmente, para evitar arrugas, los manteles resinados se pueden planchar, pero siempre por el revés de la tela, para evitar el contacto del calor con el tratamiento.

Por qué se han convertido en un elemento de diseño imprescindible

Mantel resinado como elemento decorativo

Como mencionábamos anteriormente, el hecho de que estos manteles se pueden utilizar tanto en interior como en exterior, lo convierten en un textil fundamental para tener en nuestra casa gracias a su versatilidad.

Gracias a su diseño y practicidad, el mantel resinado se convierte en una pieza decorativa para el hogar que viste la mesa además de protegerla.

¿Eres de los que les gusta dejar el mantel puesto después de su uso? Pues con este tipo de manteles lo podrás hacer siempre que quieras, ya que no necesitarás lavarlo en un largo período de tiempo. Podrás disfrutar de una buena comida con familia y amigos sin preocupaciones, una pasada con un paño húmedo y ya está listo para quedar decorando la mesa hasta su siguiente uso.

Otra gran ventaja de los manteles resinados es su gran variedad de diseños. Podrás encontrar diseños elegantes para vestir tu mesa en una velada especial, diseños más pensados para el día a día, clásicos como el vichy y colores lisos. Encontrarás el mantel resinado que combine a la perfección con el estilo decorativo de tu hogar.

Mantel resinado antimanchas y sostenibilidad

El mantel resinado se convierten en una alternativa sostenible a los manteles clásicos, y con su uso, estamos aportando un granito de arena al cuidado del medioambiente.

El uso de estos manteles permite que ahorremos energía y cuidemos el agua del planeta. Debido a su condición antimanchas, evitará que tengamos que meterlo a la lavadora frecuentemente, ayudando así a proteger estos recursos tan valiosos y permitiéndonos también ahorrarnos un poco de dinero. Cada gesto cuenta para conseguir un mundo más sostenible.  

Debido a su calidad superior, el mantel resinado tiene una larga vida y permanecerá intacto durante mucho tiempo. Todos son ventajas con los manteles resinados.

4.8/5 - (17 votos)

Más
artículos